sábado, 20 de noviembre de 2010

una gran pérdida

Una mañana de paseo perdimos una mantita preciosa que te habían hecho, qué pena más grande, hicimos el recorrido a la inversa para ver si la encontrábamos pero nada.Qué penita más grande!
Desde entonces voy con mil ojos y los muñecos van amarrados al coche.

1 comentario:

  1. Este blog es la monda lironda. Besitos, Marco.

    ResponderEliminar