miércoles, 13 de abril de 2016

tú descansa

Intentaba solucionar un problema con mi seguro del hogar,llamo a mi compañía y empiezo a explicar mi problema, intento mantener una conversación con la operadora y los moninos discutiendo por un juguete, cuelgo y les explico que tenían que estar calladitos que necesitaba hablar por teléfono, llamo de nuevo y tngo que colgar por los llantos, los separo y les quito el juguete del conflicto y me encierro en mi habitación para poder hablar.
La llamada juro que no duró más de 15 minutos, lo suficiente para que organizaran este estropicio en la cocina.